Cómo hacer torrijas

Torrijas: encuentra tu receta

Torrijas en thermomix

Yo era de las que hacía torrijas solamente en Navidad. Es una época en la que venden el pan especial para torrijas, que es más grande y con más miga, y aprovechaba para hacer unas cuantas tandas.

Pero es que me gustan tanto, que desde que me compre la thermomix, las hago casi todos los meses.

Torrijas en thermomix

Esto es, en cierta medida, porque me llevan mucho menos tiempo, y ahora tengo más tiempo de hacer postres.

Las he hecho con pan norma, con pan de molde, con pan rústico, con brioche... de casi todas las formas posibles, pero la que más me gusta es esta receta.

Al ser un pan especial, tiene la miga más compacta y al empaparse en leche, queda como si fuera una crema deliciosa.

¡Es mi perdición!

Ingredientes para 14-16 torrijas:

  • 1 pan para hacer torrijas (tipo gallofa)
  • 1 litro de leche (o más si es necesario)
  • 170 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • La cáscara de un limón
  • 30 ml de Baileys o cualquier otro licor (opcional)
  • 3 huevos
  • Aceite de girasol (para freír)
  • Canela molida

Preparación por pasos:

1.- Partimos el pan en rebanadas pequeñas (de unos 2 dedos de ancho). Colocamos en el vaso de Thermomix la leche, el azúcar, la rama de canela, la cáscara de limón y el licor. Seleccionamos 12 minutos, 100ºC, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

2.- Colamos la leche, eliminamos la rama de canela y la cáscara de limón; y lo ponemos en una fuente amplia. Ponemos las rebanadas encima de la leche y lo dejamos unos minutos hasta que se empapen por completo.

3.- Mientras tanto, batimos los huevos (puedes hacerlo a mano o con la thermomix a velocidad 5 durante 10 segundos).

4.- Vamos calentando el aceite de girasol en una sartén amplia (para freír varias rebanadas a la vez) a fuego fuerte, que esté bien caliente.

5.- Cogemos las rebanadas de pan empapado en leche con una espumadera de agujeros, para que escurra el exceso de leche, y la transferimos al huevo batido. Le damos varias vueltas para que se impregnen por completo y lo colocamos en el aceite caliente.

Dejamos que frían unos minutos por un lado, le damos la vuelta y que se frían por el otro lado hasta que tengan un color marrón claro.

6.- Escurrimos las torrijas en un trozo de papel de cocina para que absorban el aceite excedente y las colocamos en un plato para servirlas. Hacemos lo mismo con el resto de rebanadas de pan.

7.- Ahora el el momento de añadirle canela molida por encima y ¡a comer!

Yo utilizo aceite de girasol para freír las torrijas, porque el de oliva me resulta muy fuerte y le pega el sabor. Pero si no tenéis problema, podéis usar el que queráis.